Había una vez 1000 voces es un proyecto artístico y solidario enmarcado en la Gira Malagasy Gospel 2016, que se basa en el poder de la música como herramienta para divulgar y defender los derechos fundamentales de la infancia. El concierto Había una vez 1000 voces podrá verse en Madrid los días 17 y 18 de diciembre de 2016 en un espectáculo familiar en el que un millar de niños y niñas unirán sus voces en la defensa de sus derechos en todo el mundo.

La Malagasy Gospel compartirá escenario con las corales Namana, otros grupos infantiles procedentes de diferentes puntos de la península. Las corales participantes—integradas por niños y niñas de entre ocho y dieciséis años— participan durante todo el año 2016 en iniciativas de carácter pedagógico que incidirán en la defensa de los derechos de la infancia. Además, recibirán formación y apoyo por parte de la dirección artística de Había una vez 1000 voces y, finalmente, participarán en jornadas de intercambio y convivencia. La propuesta lúdica y pedagógica está desarrollada por Agua de Coco.

Había una vez 1000 voces, se enmarca dentro de La Navideña, la Feria Intercultural de Navidad de Madrid.

Dirección Musical

Pablo Taviel de Andrade Hermida: Graduado en canto por el Conservatorio Profesional de Música Arturo Soria.  Pertenece a la tercera promoción de directores formada por la Comunidad de Madrid. Adquirió conocimientos en la Royal Welsh College of Music & Drama en Cardiff (Gales). Es director de la Orquesta Filarmónica Mundo Joven, del Coro Bing Standford University Madrid, la Coral Nuestra Señora de Fátima, el Coro Infantil Escuelas Aguirre y el City Country School Montessory’s Choir.

Un proyecto de:

Agua de Coco es una ONG que tiene como objetivo contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas desfavorecidas en los países del Sur, especialmente las mujeres y los niños, a través de la educación como motor del desarrollo sostenible.